Juan Cruz Ruiz: “El periodismo se ha malversado a través de las redes sociales”

La Web pone en riesgo valores esenciales de la prensa, dice el autor español, quien además analiza las recientes elecciones en su país

29 de julio de 2023 00:15

https://www.lanacion.com.ar/ideas/juan-cruz-ruiz-el-periodismo-se-ha-malversado-a-traves-de-las-redes-sociales-nid29072023/ EXTRACTO DE LA NOTA DE LA NACION

Cómo analiza hoy al periodismo, en un momento complejo, con las redes sociales en primer plano, en un escenario de ultracorrección política y con la presencia de la cultura de la cancelación?

–Me parece que, entre otros, Donald Trump, pero la ultraderecha europea también han hecho que el periodismo se quiera parecer a las redes. Hay una libertad ridícula porque no es una libertad con conocimiento, sino una libertad para decir también lo que desconoces. El periodismo, a través de las redes sociales, se ha malversado porque no responde a las cuestiones fundamentales del periodismo. Bill Kovach, gran tratadista del tema en los Estados Unidos, decía que no se podía prescindir jamás de los datos y los hechos. Hoy todo el mundo siente que es periodista porque ha recibido una noticia de alguien y no se realiza aquello que Kovach llama “la ceremonia de la verificación”. Hoy asistimos a una deformación acelerada de lo que el periodismo tendría que ser.

¿Qué debería ser? ¿Cómo debería comportarse?

–Eugenio Scalfari decía que periodista es “gente que le dice a la gente lo que le pasa a la gente”. Es decir: no lo que piensa él. Ahora se está poniendo de manifiesto lo que piensa el periodista. En la última campaña electoral, un periodista [Carlos Alsina] de radio le preguntó al presidente de Gobierno: “¿Por qué nos miente tanto?”. El periodista no añadió ejemplos sobre la mentira.

¿A qué obedece este modo extendido de preguntar deslizando opiniones? ¿Es en la actualidad el periodista, en algunos casos, más protagonista que el propio entrevistado? ¿Obedece a la “espectacularización de la noticia”?

–Aquí algunos periodistas consideran que cualquier pregunta vale. Las preguntas tienen que estar informadas. Las redes hoy forman parte del periodismo. La existencia de las redes se debe al rumor, o a la capacidad para convertir el rumor en algo probable. El periodismo actual publica lo último que aparece en las redes como si ya hubiera sido verificado. La primera vez que se dio una noticia periodística con todos los elementos fue cuando Livingston [explorador escocés que se perdió en África a mediados del siglo XIX] fue encontrado en medio de la selva. El periodista que dio con él le dijo: “Mister Livingston, I presume”. Cuando Livingston lo confirmó, el reportero pudo mandar la noticia a su periódico en Estados Unidos.

¿Se considera un periodista cultural? ¿O se considera periodista a secas, sin precisar su especialización?

–Yo soy periodista. Siempre he estado más o menos en el mundo de la cultura, pero yo soy periodista y aquí para serlo no se necesita una carrera. Se necesita, sobre todo. conocer los elementos del periodismo y yo creo saberlos y, al conocerlos, me da vergüenza transgredirlos.

Es un veterano de la redacción, un jefe reconocido. ¿Se ha perdido algo en el periodismo, en su esencia, al existir una lógica diferente en la actualidad con redacciones cada vez menos concurridas?

–Las redacciones de todo el mundo se han cerrado durante un tiempo, con la pandemia. Volver a ellas ha costado trabajo, porque los periodistas nos acostumbramos a trabajar en casa. Hay un rumor que es el rumor de la redacción, que no es el rumor de las falsas noticias, ese murmullo que tiene la redacción que te hace levantar para preguntarle a otro cómo ve una cuestión. Esa referencia, ese contraste, se acabó. El ejercicio del periodismo proviene de la obligación del contraste: ¿esto que estoy contando será verdad? ¿Lo estaré contando bien? Si estás en casa solo, es probable que no le preguntes a nadie. Esto está destruyendo al periodismo.

¿Alguna vez había vivido una época como esta de la ultracorrección?

–Solo en el franquismo, con la censura y las cancelaciones.

¿Qué lugar ocupa la literatura argentina en el mundo?

–El otro día dije en un acto de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires que la Argentina es el país mejor escrito de la Tierra. No ha habido desmayo, sobre todo en la Argentina, de la buena literatura, y la buena literatura viene de la buena lectura. En el caso de los grandes escritores jóvenes de ahora se advierten sus lecturas de Borges, de Cortázar, de Bioy Casares. Y sobre todo son extraordinarias las mujeres: Claudia Piñeiro, Samanta Schweblin, Selva Almada. La literatura escrita por argentinos, de cualquier nivel, es una extraordinaria literatura. Las bibliotecas, las librerías, los encuentros literarios no han dejado de estimularse.

¿Hay en el presente alguna exigencia editorial a los autores? En la trama, en las temáticas…

–La Argentina, Colombia, México, Uruguay y Chile tienen excelentes editores y un pasado con gente como Onetti o Sabato. Todos tienen una manera distinta del estilo. En América Latina hay territorios rabiosamente literarios, mientras que en España hay territorios comerciales de la literatura.

¿En qué sentido la literatura es comercial en España?

–Los escritores tienen agentes literarios, editores, pero ellos mismos se confían mucho en lo que les dicen los más próximos. Creo que tendrían que fijarse en los ejemplos más lejanos para llegar a establecer una literatura verdaderamente exigida. A veces los escritores españoles, desde mi punto de vista, parece que están escribiendo obligados por el testimonio y no por la sintaxis.

En Egos revueltos describió su experiencia como editor y como periodista frente a los grandes autores de nuestra lengua. ¿Este escenario que describe tiene que ver con el auge de las denominadas “literaturas del yo”?

–Pienso que los escritores jóvenes, pero también los de mediana edad, una vez que consiguen un éxito lo que hacen es tratar de proseguir ese éxito. No observo en el siguiente libro un deseo de superación. Al contrario que en América Latina, donde hay maestros que los hacen ir más allá, en España hay amigos aprobándoles.

Como lector atento y voraz conoce autores de distintos estilos y tonos. Si pudiera elegir a alguien para que escribiera su biografía, ¿qué autor le gustaría que lo hiciera?

–Jorge Fernández Díaz, porque me trataría con cariño.

¿Hay algún autor o autora que siempre lo sorprenda?

–Rosa Montero, en España. En América Latina, Laura Restrepo.

Un editor argentino de un importante medio gráfico decía que no se puede ser buen periodista si se es mala persona.

–Estoy de acuerdo. Tiene que ser buena persona para contrastar. Y no se puede divulgar una noticia si no es relevante y lo relevante tú lo percibes si eres alguien que tiene fe en las personas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *