Sponser

ES LA EDUCACIÓN, ESTÚPIDO.

Autor
PUBLISHED: agosto 18, 2021

No es una noticia descolgada. Es una muestra más de lo que nos pasa y de lo que nos va a pasar como país.

Toyota quiere incorporar gente lo cual ya constituye casi un milagro. Necesita  doscientas personas!!! Pero se presenta gente que no tiene el secundario completo, que no pueden leer por ej. el diario correctamente. Conclusión: no están capacitados para trabajar en la automotriz.

Leyeron bien. La empresa no pide posgrados ni títulos universitarios. Necesita que los trabajadores tengan una formación básica, elemental. Y no la encuentra en esta  Argentina siglo XXI

Veo dos problemas graves.

Esos  doscientos  que no terminaron la secundaria  no tendrán acceso a buenos empleos, en empresas de primera línea con sueldos acordes. Sin estudio están condenados a trabajos de bajo calidad.

Dato: durante la pandemia 1.000.000  de chicos dejaron la escuela.

El otro problema es para las empresas y organizaciones que requieren formación para sus líneas de producción;sino la consiguen ¿qué hacen?

En estos ejemplos cómo el de Toyota,  se demuestra el fracaso de la política educativa  de los diferentes gobiernos.

Si sacamos los discursos, la sarasa, lo que queda de las diferentes políticas educativas es que no supieron acercar los chicos a la escuela.  Esos chicos que no empezaron la primaria, no la terminaron o dejaron por la mitad la secundaria, son un verdadero retroceso cultural y económico para el país. Este verdadero desastre que se vio muy claro con la pandemia no es nuevo. Hace tiempo que no surgen mecanismos y programas educativos que atraigan a los chicos a la escuela. Esos que no terminan serán luego mayores sin las mínimas herramientas para obtener buenos empleos.

O sea, en el siglo XXI cuánto más preparación se requiere  para ocupar los puestos más simples,  en Argentina tenemos este flagelo.

Y la cuarentena larga profundizó esa herida que no es nueva.  Además de los que dejaron la escuela está la falta de herramientas para los que  quisieron seguir. La educación virtual puede llevarse adelante si las familias pueden pagar conectividad y  tienen acceso a computadoras para sus hijos. Y lamentablemente en los barrios pobres del conurbano  no hay recursos para   tener buena conexión. Muchas de esas familias tienen un celular para que varios chicos  lo compartan. Así es muy difícil. Crece el desánimo y miles abandonan.

Toyota masificó el flagelo.

Esta es la gran deuda que tenemos como país.

 

FOTO PORTADA :clarin.com

Recommended For You

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *