Sponser

DE ESCASEZ Y ROBOS

Autor
PUBLISHED: mayo 20, 2021

Llegó el día. No había que ser Mandrake para suponer que podía pasar…y pasó. Y es otro límite que se cruza,  otro mal paso que damos como sociedad.

Estamos en una Argentina que da para todo.

Me tocó contar la historia del que vendía vacunas en Berisso. Un becario del Ministerio de Salud bonaerense asignado a un vacunatorio montado en un centro de ATE  te cobraba $5000 la dosis  Aún no se sabe si lo que  vendía eran vacunas verdaderas o  eran frasquitos con agua…
¿Cuántas  habrá vendido ya hasta que lo agarraron?

En estos tiempos de pandemia y de pocas vacunas los capítulos nefastos son varios.
Repasemos:
_Vacunas que se pierden porque se corta la cadena de frío.
_Vacunados vip que se saltean la cola y se aplica la vacuna aunque no le corresponde.
_ Vacunados vip que con desparpajo  muestran en las redes  que se vacunaron.
_Funcionarios que se vacunan truchando su actividad pero que además defienden a otros vacunados vip diciendo que son «personalidad protegida por la sociedad»

Por si algo faltaba estamos enterándonos que hay gente que se dedica  a robarlas y VENDERLAS…
Escribo sintiendo bronca y asco. Da tristeza que frente a los estragos que hace la enfermedad nos encuentre en el sálvese quien pueda, el que tiene poder y contacto saca ventaja, pisa al que hace lo corresponde,  anotarse y esperar el turno.
La ventajita, esa argentinada tan detestable, aparece también con un tema tan sensible y clave como es  la vacunación.  Entonces, grupos de riesgos sanitarios temen por su vida,  esperan la vacuna que no llega pero ven como aparecen  los que tienen contactos, es vergonzoso.

Detrás de los roba vacunas, está el verdadero problema en estos tiempos de covid: FALTAN VACUNAS
A más de un año del comienzo de la cuarentena y a meses de que aparecieron las vacunas en el mundo, por acá  llegan  a cuentagotas.

Está a la vista que la estrategia oficial fue errada. Se jugaron por las vacunas rusa y china y no salió bien.

Y hoy penamos por el mundo, mendigando. Tarde.
Entre la escasez y los vivos viene el invierno y todo puede ser peor.

Recommended For You

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *