Sponser

FUNDIDOS

Autor
PUBLISHED: julio 3, 2020

Este  sábado 27 de junio cruzamos la barrera tan temida. En el Amba llevamos 100 días encerrados.  En este tiempo fui testigo de la angustia de la gente. Pude ver y  escuchar que más los golpea la pandemia económica que el virus.

Hablé con Alberto  cuando cerraba su bar de plaza Serrano y lo vaciaba. Después de muchos años de trabajo, la pandemia.

Hablé con Jorge en Liniers que atendía su mercería y un cartel en la vidriera anunciaba que el martes era el último día. 22 años llegaban a su fin, era la pandemia . También visité a los dueños de 3 peloteros que decidieron pegar el volantazo y llenaron los salones donde había inflables y muñecos, de verduras y frutas. Ser una verdulería les permitió seguir peleándola, a ellos y a tantos se les desmoronó todo en un par de meses. Ni siquiera se trata de la crisis económica de los últimos años. El virus es algo absolutamente diferente que nadie lo esperaba. Fue sobre llovido mojado. Vendían poco, esperaban que llegara una mejora pero el #coronavirus les bajó las persianas. Pasaron de facturar algo, poco, a NADA!

Después de 100 días, ahora se nos pide un esfuerzo más, hay que volver a encerrarse. O sea, asistimos a un derrumbe económico estrepitoso pero todo puede ser aún mucho peor porque viene una etapa  dura de cuarentena estricta que podría mejorar la situación sanitaria,pero ¿ y la otra?

Soy recontrapesimista…  Los números del #coronavirus son mejores que en otros países. Mucho mejores. Pero nos está costando lágrimas de sangre. Y lo peor es que todo puede ser más grave aún aún

Recommended For You

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *