¿CONDENADOS AL EXITO?

Junio es cada 4 años el mes de los que amamos el futbol y también de los que no les gusta pero se enganchan con la camiseta del país. En junio (y julio) estamos todos unidos y la pelota logra el milagro de que no haya grieta entre nosotros.

Sin embargo este 2018 la alegría, la emoción, la esperanza nos duró poco. Demasiado poco. Escribo  horas después de que un tal Mbappé nos obligó a darnos un baño de realidad. Nos puso de patitas en la calle y nos echó de #Rusia2018.

Y ahora que estamos golpeados quiero contar mis sensaciones  ante la debacle.

Soy muy hincha de Argentina pero tal vez por defecto profesional no pude evitar analizar, antes que empezar el Mundial, cómo habíamos llegado a Rusia. Después de ver los cambios de Técnicos en poco tiempo, la falta de una idea clara de juego, y la angustiante clasificación, yo NO tenía grandes expectativas.

Empezamos con un empate muy ilógico con Islandia y  una derrota durísima con Croacia. Llegó el milagro de Nigeria y Francia nos mandó a hacer las valijas.

Ahora tenemos frustración y hablamos de fracaso pero ¿qué otra cosa podría haber pasado?

Esta selección se pareció mucho mucho a lo que somos como país. Somos poca planificación y mucha improvisación. No apostamos a un trabajo a largo plazo pero queremos resultados YA! Decimos una cosa pero terminamos haciendo OTRA.

Y así no va…

Teníamos a Messi, el as de espada, confiamos en que de última, ante tanta desorganización EL nos salvaría. Pero el Messi mejor jugador del mundo, en la selección es un jugador de 4 puntos.

Entonces creemos que alguien nos va a salvar,confiamos en  el corazón o esa garra argentina  que nos arreglarà los problemas. ERROR.

Esto nos pasa en el fútbol y en la vida ….y así nos va.

Las cosas son  a los ponchazos en la economía, en la educación, o en cuanto a transparencia.

Tengo tristeza, decepción por tantos errores infantiles, por dirigentes malos e irresponsables. Esto vale para el fútbol y para el país.

Entonces,¿por qué nos debería ir bien?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *