Sponser

EL DÍA QUE NO HUBO GRIETA

Autor
PUBLISHED: junio 16, 2018

No recuerdo una sesión cargada de tanta expectativa. A medida que pasaban las horas, sumaba más y más tensión y aumentaba la  incertidumbre.

Había nervios, sí. Pero no había agresión entre los dos bandos que buscaban ganar. En el recinto había aplausos y gritos de los que respaldaban la posición del que hablaba. Los otros, escuchaban. No abucheaban ni mucho menos, insultaban. Ya con este panorama que describo, la sesión era para mí, increíble. Esto no había pasado nunca, cada sesión caliente siempre es a los gritos insultos amagos de pelea… Sin dudas creo que la media sanción de la despenalización del #aborto fue histórica también desde  el respeto y la convivencia que se logró.

Hubo discursos horrorosos de legisladores que no estuvieron  a la altura de la sensibilidad que merecía el tema. Anoté el del #Diputado #Olmedo que  desde su posición en contra propuso un cementerio de fetos. O el de la Diputada #Regidor que habló de la perra a la que no la llevan al veterinario para abortar pero  regalan sus cachorritos.

La discusión por el aborto si o aborto no, terminó con la #grieta. Fue sensacional ver como coincidían los de Cambiemos, con los Kirchneristas y la izquierda. La ideología o la disciplina partidaria quedaron de lado, felizmente!

Esa convivencia inesperada en estos tiempos es lo mejor que le pudo pasar a esta Cámara de Diputados que ojalá siga en esta senda. Lo que es bueno, no importa quién lo impulse…

Los memoriosos cuentan que nunca una sesión tuvo un final tan pero tan abierto y tan cambiante. Vi a asesores de ambos bandos alegrarse porque habían  sumado un voto más y enseguida preocuparse porque los otros ahora estaban arriba en el conteo de votos. El histórico debate empezó al mediodía con diferencias para el NO al aborto. A la tarde las cosas seguían igual. El NO estaba arriba pero el Si se acercaba. A la noche la cosa se había emparejado. Los que querían la despenalización reconocían estar 1 o 2 votos abajo.

Había preocupación por cuál sería la reacción afuera  de la ola verde, si la derrota era por 1 voto.

A la madrugada  los abortistas ya anunciaban que tenían 126 votos. GANABAN

A las 3 AM  el frio no podía con la multitud afuera y en Pasos Perdidos ya había grupos de mujeres que se abrazaban con lágrimas en los ojos. Faltaban 6 hs para votar pero algo estaba muy claro: el aborto había unidos a hombres y mujeres de pensamiento e ideología política distinta. Quien te dice, tal vez la grieta  esté empezando a desaparecer.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *