Sponser

Antídoto

Crónicas de Darío
PUBLISHED: mayo 14, 2015

 

crisFaltan pocos meses para que #Cristina  termine su mandato en diciembre y no pudo con su genio…volvió sobre su vieja obsesión: los #Medios.
Debe haber sido la enésima  vez que usa la cadena oficial para hacer su catarsis mediática…
Esta vez algo me hizo mal,más ruido que de costumbre. Creo que fue una confesión.

La Presidenta reconoció que cada mañana le preparaban “buenas noticias”. Una cuidadosa selección de hechos lindos, buenos, positivos para que  empiecen bien sus días.
Inmediatamente me acordé del “Diario de Irigoyen”, que le hacían al Presidente entre 1928 y 1930 para suavizarle la realidad…

Entonces cada mañana Cristina lee su diario y satisfecha se convence (?) de lo bien que va todo. Ese diario hecho a su medida, ella lo llamó el antídoto.
Su obsesión con los diarios se calma con el antídoto.
Para la rabia por las malas noticias que se publican, Ella tiene el antídoto.
Frente a la #inflación, la #inseguridad, las peleas salariales, los #paros, la #pobreza, Cristina se toma el antídoto…
El antídoto sería una aspirina. Un calmante, pero solo para Ella. Al tomarlo, actúa como la burbuja que muchos pensamos envuelve a nuestros dirigentes. La aleja de los problemas de la gente. La aísla…Pero esos problemas SIGUEN. Para el resto de los mortales NO desaparecen.

El Kirchnerismo sufre las malas noticias.  Odia su difusión. Sospecho que serían felices si no se divulgaran. Es decir, si solo existieran los medios amigos que le cuentan que hay sol cuando está lloviendo…
En su delirio, si no se difunde una mala noticia, no existe!…
¿Y si hubiera antídoto para todos y todas?

Recommended For You

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *